domingo, 17 de enero de 2010

Amor al chancho ...

Hace unos días fui al cine a ver "Solo para Parejas"(Couples Retreat), una comedia que evidentemente ha sido dirigida por un hombre y cuyo guión ha sido desarrollado por dos hombres y una mujer (le deben haber dejado opinar muy poco).
El argumento trata de cuatro parejas que viajan a un resort en una isla paradisiaca y se ven complicados en los más disparatos enredos, y lógicamente hay muchas escenas en traje de baño, que muestran un gran contraste entre el físico de las mujeres (todas flacas y regias) y el físico de los varones (desde el fofo que no hace ejercicio, pasando por un gordito, un ropero y un gordazo al que le cuelga la panza copando toda la pantalla).

Esta tiene que ser una fantasía masculina, no lo entiendo de otra forma. ¿Cómo cuatro mujeres regias: bonitas, agradables, de buen cuerpo, que de seguro están a dieta todo el tiempo, pueden estar casadas y/o enamoradas de 4 cuerpos abandonados a su suerte que toman, comen y no hacen ejercicio para agradarlas?
En la historia, no hay discriminación por el exceso de peso ni por el color ni por nada. Eso está muy bien. Pero que nos quieran hacer creer que las mujeres podemos amar sin condiciones a hombres que suben 20 kilos o pierden todo el tono muscular a cambio de una barriga cervecera y que nosostras seguimos tan enamoradas de ellos como el primer día, eso sí me da risa.

Ya sé que muchas terminamos diciendo Gordis, Chanchis o Rechonchis con mucho cariñito, pero no me digan que están felices . ¡No les creo!



7 comentarios:

  1. No, no eran millonarios... Eran 4 hombres comunes y corrientes... Ahora habría que preguntarse si para el director estos son los hombres promedio, pero las mujeres comunes y corrientes tienen que verse con cuerpo de adolescentes, sin rollos y sin arrugas.

    ResponderEliminar
  2. Eso nos han hecho creer para no cuidarse, y en contrapartida nos obligan a nosotras a cuidarnos o a aceptar que nos cambien, por unas más regias o más jóvenes, en castigo por descuidarnos...

    ResponderEliminar
  3. YO AMO A MI CHANCHO
    Siempre me pregunto para quién se arreglan tanto las mujeres. A mi hombre le gusto sin ropa y es mucho menos exigente que yo en cuanto a estética... eso creo. Él prefiere que yo esté de buen humor, o bien dispuesta a tener sexo y hasta es capaz de usar desodorante para agradarme a pesar que a él le importa poco su propio olor. Yo creo que me depilo, hago dieta, me maquillo y todo eso, para competir con mis amigas y que me digan "¡ay hija, estás regiaaaaaa!! Y... bueno... supongo que no tengo que estar como estrellita de cine... a no ser que quiera competir con Lily Lemasters (guacala)

    ResponderEliminar
  4. Estimadas Zorras les invito a leer sobre Perpetua Soledad Martirio

    http://cartasselenitas.blogspot.com/2010/02/dona-perpetua-soledad-martirio-lamata.html

    ResponderEliminar
  5. mmmm... no he visto la película, pero creo que la mayoría de mujeres nos enamoramos más de otros aspectos del hombre. El físico es para mirar y tocar, pero a la larga, me interesa más la mente, el corazón y las manos del hombre, es decir lo que piensa, siente y es capaz de hacer, que si se conserva atlético. Sí quiero que esté lo más sano posible hasta viejito y por eso la gordura sería algo a trabajar, pero quiero sobre todo que conserve sus ideales y su energía para trabajar por lo que quiere.

    ResponderEliminar